Samaneigo siempre presente

El 23 de Julio del año 1810, eran “ajusticiados” diez hombres en Samaniego por los soldados de Napoleón bajo el mando del general Du Moustier y el mayor coronel Barón Ruset. Seis de los fusilados lo serían en las afueras de Samaniego, lugar reconocible hoy por una cruz tallada en un bloque de arenisca, con una inscripción difícil de leer hoy en día.

La Cruz
Placa conmemorativa

Los otros cuatro jóvenes fueron asesinados en una cantera cerca ya del alto de Herrera, en el término de Laguardia. Hasta 1961 existía otra cruz que no contenía inscripción alguna y muy mal conservada. Hoy en día, no queda nada…

Dicha masacre fue en represalia a la muerte del alcalde de Samaniego. Hecho ocurrido unos días antes, y que las circunstancias de la muerte del mismo nos es casi imposible saber con precisión. Junto al alcalde murió otra persona, enigma que nos llega hasta el día de hoy.

Del libro “Aventuras y hazañas de un guerrillero” :

La Orden del día de la Segunda División de la Guardia Imperial firmada por el General Comandante, Dumoustier y por el Mayor Coronel, Barón Ruset. La Orden del día citada termina así :

“Se entera a la División, de que habiendo los habitantes de Samaniego decidido asesinar a su Alcalde y a un habitante por cuatro bandidos, ladrones y asesinos, he mandado que aquel pueblo cercado por tropas de la División, entregue al jefe de la columna diez individuos de los peores sujetos, para ser ejecutados públicamente en la plaza de Samaniego. Haré ahorcar a los principales del pueblo que incurran en atentado semejante”

La fecha se refiere al 23 de julio de 1810.

En el archivo Parroquial, en el Libro de Defunciones correspondiente al año 1810 y al día 24 de julio se hallan seis actas seguidas en la que especifican los nombres y apellidos de los fusilados, su edad y la causa de su muerte. Repetida la misma frase :- fusilado por los franceses.” Actas levantadas al día siguiente de la matanza, y como en aquel tiempo se enterraba en el interior de los templos, los cadáveres de los mártires de Samaniego reposan bajo las frías losas de la iglesia Parroquial.

Reflejos de valentía
Historia unida de un pueblo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: